HISTORIA DEL WC Y LOS SANITARIOS PORTÁTILES

Seguramente algunas veces has pensado, como se dió origen a este elemento tan cotidiano y pensamos que siempre han existido, pero no es así, para llegar a lo que hoy conocemos como WC o Sanitario tuvieron que pasar muchas cosas más allá de la gran necesidad humana que todos tenemos de utilizarlos, esto nos hace compartirte como llegó a ser lo que hasta hoy es y como lo conocemos.

wc

El primer inodoro lo inventó un poeta: John Harrinton. Lo diseñó en el siglo XVI para la reina Isabel I de Inglaterra. Su idea consistió en unir un asiento a una cisterna de agua, todo en un recinto cerrado: water closet, de donde provienen las siglas WC. La pestilencia era el principal problema de este diseño, pues no tenía manera de evitar el reflujo del agua contaminada. Fue el relojero escocés Alexander Cumming quien dio fin al problema de los malos olores. Lo logró agregando un sifón: un tubo en forma de S en cuya curvatura queda retenido un volumen de agua limpia que funciona como tapón para impedir la salida de los malos olores. Cumming fue quien patentó por primera vez el inodoro en 1775. Casi un siglo después, el plomero inglés Thomas Crapper inició la fabricación a mayor escala de inodoros, y al poco tiempo, en Canadá, Thomas Avity añadió el flujo de vórtice autolimpiador (la caída de agua en espiral al interior de la taza que arrastra con más fuerza los desechos). Avity patentó este modelo y así dio lugar al diseño final del escusado contemporáneo. Ahora los encontramos de muchos colores, materiales y estilos, pero todos se basan en este modelo de hace ya más de 100 años.

EL INICIO DE LOS SANITARIOS PORTÁTILES

La industria de los sanitarios portátiles se inició en la década de 1940 en los astilleros de construcción naval, producto de las necesidades logísticas que demandaba la guerra en curso.  El movimiento rápido de tropas durante la 2a Guerra Mundial, exigió mucho al apoyo logístico, entre ellos los que proporcionaban soluciones sanitarias. Se requirió un sanitario portátil, que fuera rápido de instalar y también de transportar.  Algo que reemplaza las letrinas de cubo utilizadas durante la Primera Guerra Mundial.

Los primeros baños portátiles fueron de madera y metal y algo similar a la de la foto:

sanitarios portátil antiguo

Con el tiempo el desarrollo de productos químicos ayudo a la propagación de estas unidades al mundo civil. Hoy en día se utilizan productos químicos en base a productos biocidas que inhiben el crecimiento de bacterias grampositivas productoras de olores. Esto significa que evitan que las bacterias que causan el olor se multipliquen, lo que mantiene el olor al mínimo.

En los años 70 y con la introducción de nuevos materiales como la fibra de vidrio, la Industria de los Sanitarios Portátiles tuvo su empuje definitivo. Hoy en día el uso más extendido en la fabricación es el Poletileno, un plástico de bajo costo y que puede ser usado desde procesos de reciclaje, lo que transforma a esta industria un excelente destino del deshecho plástico en el mundo. Es así como podemos encontrar productos tan innovadores como los que incorporan fragancias en sus propios muros.

Según lo que señala la PSAI (Portable Sanitation Association International), en el mundo existen más de 3 millones de baños químicos en uso, los que son limpiados por más de 10.000 camiones. Con más de 3.600 empresas proveedoras de servicios y 39.000 empleados en ellas.

Junto con ello la industria de los sanitarios portátiles presta un gran servicio a la comunidad al contribuir en el ahorro de agua, al reducir el uso de materiales de construcción (como el cemento) en construcciones temporales y al proveer una solución sanitaria en lugares con escasa presencia de servicios sanitarios básicos.

 

 

Fuente: http://www.easyhub.cl/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.